Saltar al contenido
Los mejores consejos, recetas y productos para la diabetes

¿La resistencia a la insulina es lo mismo que diabetes?

Resistencia a la insulina

Muchas personas creen que tener resistencia a la insulina es lo mismo que diabetes. Debes saber que esto no es así, pero eso no significa que no debes cuidarte, pues tener resistencia a la insulina es la puerta de entrada hacia la diabetes tipo 2

Diabetes tipo 2 resistencia a la insulina, son dos expresiones que se usan indistintamente, no obstante, aunque los dos conceptos estén relacionados con los niveles de azúcar en la sangre o glucosa, no son dos cosas iguales y es importante que sepas reconocer las características particulares de cada uno para que puedas tratarlos del modo correcto. 

¿Qué es la resistencia a la insulina?

La resistencia a la insulina es el resultado de que las células no respondan de modo adecuado a la insulina, y por ende, se les dificulta absorber la glucosa de la sangre. De este modo, lo que sucede es que el páncreas empieza a producir más insulina, para que la glucosa entre a las células. 

Con respecto a lo anterior, es preciso tener en cuenta que mientras el páncreas tenga la posibilidad de producir suficiente insulina para superar la respuesta inadecuada de las células, los niveles de azúcar en la sangre se mantendrán en un nivel que no pone en peligro la salud.

Diferencia entre resistencia a la insulina y diabetes tipo 2 

Como mencionamos anteriormente, cuando hay resistencia a la insulina el páncreas empieza a producir más insulina para compensar la entrada de glucosa a las células. Sin embargo, si esto no se atiende a tiempo, cesará la producción de insulina en el organismo y aparecerá la diabetes, debido a que las celulas beta del pancreas se someten a un estres muy alto cesando o dosminuyendo drasticamente la produccion de insulina.

¿Cómo saber si tengo resistencia a la insulina?

como saber si tengo resistencia a la insulina

Similar al caso de la diabetes, la resistencia no presenta síntomas que puedan considerarse exclusivos de esta enfermedad. No obstante, conforme pasa el tiempo, cuando aumentan los niveles de azúcar en la sangre, la persona puede sentir: 

  • Hormigueos en los pies y en las manos
  • Hambre constante
  • Infecciones constantes
  • Cansancio 
  • Altos niveles de colesterol 
  • Obesidad o aumento de peso
  • Falta de concentración 

Si tienes familiares con diagnósticos de diabetes, lo ideal es que te hagas chequeos periódicamente para que puedas detectar a tiempo si tienes este diagnóstico con el fin de tratarlo de la mejor manera.

Resistencia a la insulina cuello, ingle y axilas 

Resistencia a la insulina cuello, ingle y axilas 

Además de los síntomas mencionadas anteriormente, algunas personas que se encuentran con este diagnóstico, con el paso del tiempo desarrollan acantosis nigricans, un tipo de afección cutánea, en la que aparecen manchas oscuras o aterciopeladas principalmente en el cuello, o en otras áreas como la ingle o las axilas. 

Es preciso tener en cuenta que este tipo de manchas también suelen ser comunes en personas con obesidad o diabetes. 

Estas manchas por resistencia a la insulina, son muy comunes y ante la aparición de las mismas, si visitas un médico es probable que inmediatamente haga la asociación pertinente entre acantosis nigricans y resistencia a la insulina, y por ende te enviará las pruebas necesarias para generar un diagnóstico y empezar con el tratamiento. 

Lo más probable es que inmediatamente tengas que cambiar tus hábitos por otros más saludables, en los que se incluya una alimentación adecuada y prácticas deportivas. 

Prueba de resistencia a la insulina 

Para diagnosticar si tienes este tipo de enfermedad, generalmente el personal médico te enviará a realizarte el examen A1C que evidencia los niveles de glucosa en la sangre en los últimos 3 meses. 

Del mismo modo, la prueba de medición de la glucosa plasmática que es un examen que se realiza en ayunas, y la prueba de tolerancia de la glucosa de modo oral, arrojan resultados en cuanto a los niveles de glucosa en el momento de la prueba. 

Partiendo de estos exámenes el médico determinará tu estado y cuál es el plan a seguir.

tambien podrian realizarte la prueba de peptido C para ver la cantidad de insulina que esta produciendo el pancreas, generalmente se utiliza para ver si el pciente padece de diabetes 1 o 2 pero podria solicitarse en esta ocasion.

¿Cómo curar la resistencia a la insulina? 

¿Cómo curar la resistencia a la insulina?

Si tu médico ya te dio un diagnóstico, debes saber que todavía estás a tiempo de cambiar tus hábitos y revertir la condición, es por esto que es común que para el tratamiento, los médicos te recomienden: 

Bajar de peso: 

Esto es fundamental porque además de disminuir la los niveles de glucosa en la sangre que te ayudará a evitar la diabetes, contribuye a mejorar tu salud. 

Actividad física:

La actividad física regular no solo te ayudará a mejorar la resistencia, sino que te ayudará a bajar de peso y a evitar múltiples enfermedades. 

Medicamentos: 

Muchas personas recurren al uso de los medicamentos como la metmorfina, no obstante muchos de estos pueden tener efectos secundarios, por eso lo ideal es que consultes con tu médico. Automedicarse puede ser peligroso para tu salud. 

Dieta saludable: 

Dentro del cambio de tus hábitos de vida, es necesario que empieces con una dieta saludable en la que se eviten los azúcares procesados. Una dieta para diabéticos es ideal porque te ayudará a disminuir los niveles de glucosa.

Suplementos de magnesio:  

Los suplementos de magnesio ayudan a mejorar la absorción de la glucosa en la sangre, por eso son ideales para el tratamiento. De hecho, este tipo de suplementos son muy usados para el tratamiento de la diabetes tipo 2. 

Resistencia a la insulina en niños 

resistencia a la insulina en niños

Los niños también pueden padecer de resistencia a la insulina, es por esto que debes estar atento a los síntomas mencionados anteriormente, porque son igual en niños que en adultos. De la misma manera, debes recurrir al médico para que te proporcione el tratamiento adecuado de acuerdo con tus niveles de glucosa. 

Dieta para niños con resistencia a la insulina

Normalmente el médico proporciona tratamientos con metmorfina y otros fármacos que son bien tolerados por los niños, de la misma manera debes mejorar sus hábitos alimenticios incluyendo alimentos ricos en fibra como:

  • Avena
  • Trigo integral
  • Arroz integral
  • Harina de maíz
  • Bulgur.
  • Disminución en dulces y golosinas
  • Verduras como: Acelga, alcachofa, Brotes de soja, Brócoli, Arvejas, Berenjena, Nabos,Coles de bruselas, Pepinos, Champiñones, Tomates, Repollo
  • Frutas como: Manzanas, Kiwi, Cerezas, Naranjas, Pomelos, Mandarina, Maracuyá,  Ciruelas, Fresas, Granadas, Albaricoque, Melocotón, Piña, Pera, Papaya, Grosella y Limón 

Medicina homeopática para resistencia a la insulina 

Medicina homeopática para resistencia a la insulina

La medicina homeopática resulta un tratamiento ideal para la prevención de la diabetes y la resistencia. Existen algunos medicamentos homeopáticos ideales, tales como: 

  • Arsenicum Album
  • Symphitum 
  • Mercurius solubilis 
  • Rux Toxicodendron 
  • Lacticum Acidum 
  • Eupatorium 
  • Silicea
  • Hepar sulfur 

La homeopatía puede ser una excelente opción puesto que no es invasiva, y en su mayoría no tiene efectos secundarios. No obstante puede entrar en discordancia con otros medicamentos y por ende lo ideal es que sea recomendada por un médico homeopático. 

Resistencia a la insulina: Tratamientos 

Teniendo en cuenta que este diagnóstico se considera como una fase previa de los diversos tipos de diabetes, si tienes este diagnóstico debes saber que el tratamiento es esencialmente natural, y aunque el médico te puede recetar algunos medicamentos, con algunos cambios de hábitos puedes combatirla e incluso erradicarla.

El tratamiento consiste en: 

Cambios en la alimentación 

Lo ideal es que adoptes una dieta baja en calorías y carbohidratos. Es muy recomendable empezar por una dieta cetogénica, en nuestra página puedes encontrar diversas recetas cetogénicas que contribuyen al cuidado de tu salud. 

También puedes optar por dietas para personas diabéticas, pues están pensadas para disminuir los niveles de azúcar en la sangre. 

Actividad física

La actividad física es fundamental para combatir la diabetes. Empieza por caminar 30 minutos al día y ve incluyendo dentro de tu día a día, una rutina deportiva. 

Bajar de peso

Teniendo en cuenta que la obesidad y el sobrepeso están muy relacionados con este padecimiento, es necesario que bajes de peso. Muchas personas optan por cirugías, aunque con alimentación saludable y un esquema deportivo, puedes lograr esto de modo natural. 

¿Qué comer si tengo resistencia a la insulina?

¿Qué comer si tengo resistencia a la insulina?

Al igual que en el caso de los niños, las personas adultas con resistencia a la insulina, deben cambiar sus hábitos alimenticios radicalmente. Como mencionamos antes, una dieta cetogénica o dieta para diabéticos es una excelente idea para comenzar. 

Alimentos que reducen la resistencia a la insulina 

Si tienes este tipo de diagnóstico, es necesario optar por alimentos integrales como arroz, trigo, avena, cebada y maíz. También es vital una dieta rica en verduras y vegetales como tomates, espárragos, judías verdes, espinacas, coles y zanahorias. Incluye además frutas como uvas, ciruelas, manzanas y duraznos. 

Además de lo anterior también son perfectas las legumbres y los fríjoles. También se recomiendan los pescados como trucha arcoiris, salmón, atún y sardinas. Asimismo puedes consumir camarones, langostas, escalopes u ostras. 

En cuanto a las aves de corral, debes retirar la piel y preferiblemente hacerlas a la plancha o al vapor. Así, puedes comer pollo, gallina o pavo. 

En cuanto a los lácteos, lo ideal es consumir yogures bajos en grasa y sin azúcar, leche deslactosada, o leches vegetales. 

¿Cómo combatir la resistencia a la insulina naturalmente?

Recuerda que para combatir la resistencia a la insulina naturalmente tus aliados son los hábitos saludables: Dieta equilibrada, ejercicio regular, consumo abundante de agua, dormir el tiempo reglamentario y controlar tu peso. También puedes ayudarte con medicina homeopática y seguir al pie de la letra las indicaciones de tu médico. 

Fármacos que disminuyen la resistencia a la insulina 

Existen diversos fármacos que pueden ayudarte a controlar los efectos. Los isulinosensibilizadores son un tipo de fármacos que potencian el efecto de la insulina o reducen el grado de resistencia a la misma. El más famoso de ellos es la metmorfina: 

Resistencia a la insulina y Metmorfina 

La Metmorfina es un insulinosensibilizador que contribuye a la disminución de la insulinemia y la glucemia. No obstante, diversos estudios han comprobado que la metmorfina es un irritante gástrico y además tiene múltiples efectos colaterales y no es el tratamiento más efectivo de acuerdo con los estudios realizados. 

A pesar de ser uno de los tratamientos más usados, la metmorfina tiene efectos secundarios como diarrea, náuseas y malestares estomacales. Teniendo en cuenta esto, lo ideal es recurrir a un tratamiento natural que no sea invasivo con el organismo. 

Hipotiroidismo y resistencia a la insulina

El hipotiroidismo tiene como particularidad que reduce la secreción de insulina, de este modo, muchos especialistas lo definen como un estado de resistencia a la insulina. En personas con hipotiroidismo esta enfermedad se asocia a la resistencia a la insulina mediada por adipoquinas, que tienen como particularidad que sus mecanismos vinculantes son objeto de investigación en la actualidad. 

Ligado a esto, un estudio encontró concentraciones de insulina plasmáticas más elevadas en pacientes con hipotiroidismo. De este modo se suele crear una relación entre ambos padecimientos. 

Hipotiroidismo y resistencia a la insulina

Obesidad y resistencia a la insulina 

La obesidad es uno de los factores de riesgo más importantes para desarrollar resistencia a la insulina. Todo esto, teniendo en cuenta que un aumento en el tejido adiposo se deriva en el aumento de producción de citoquinas proinflamatorias que sumadas a los ácidos grasos, detonan el inicio de la resistencia a la insulina

Teniendo en cuenta todo lo anterior, si quieres erradicar o disminuir el riesgo de tener resistencia a la insulina, es necesario controlar tu peso.

Índice de resistencia a la insulina 

El HOMA-IR es un modelo homeostático usado con el fin de examinar la resistencia a la insulina. Su funcionamiento es sencillo porque analiza si existe algún bloqueo o resistencia a la insulina, mientras evalúa las células beta del páncreas.

De acuerdo con el HOMA-IR las personas con valores inferiores a 1.96 no tienen resistencia a la insulina. De 1.96 a 3, existe la posibilidad de tener resistencia a la insulina y se requieren más estudios para determinar. De 3 en adelante es un diagnóstico de resistencia a la insulina.  

Ayuno intermitente y resistencia a la insulina

Mucho se ha hablado en torno a las ventajas del ayuno intermitente frente a la diabetes y la resistencia a la insulina. No obstante, aunque sea una práctica generalizada, no debe ser tomada a la ligera, y debe estar supervisada por un médico. 

El ayuno intermitente consiste en periodos de alimentación y periodos de ayuno voluntario o con una ingesta baja de calorías. Se supone que este tipo de práctica estimula un cambio metabólico en el que se transforma el uso de la glucosa.

Entre los beneficios registrados para las personas con resistencia a la insulina, está: Pérdida de peso, mejoría en la sensibilidad a la insulina, normalización en los niveles de glucosa en la sangre y reducción de hemoglobina A1C. 

¿La resistencia a la insulina es curable?

Después de leer todo lo anterior, ya te habrás dado cuenta de que la resistencia a la insulina sí se puede curar, todo depende de un cambio radical en tus hábitos. Recuerda que las recomendaciones son: Alimentación saludable, ejercicio e higiene del sueño. 

Conclusión: ¿La resistencia a la insulina es lo mismo que diabetes?

Para terminar, debes recordar que la resistencia a la insulina no es lo mismo que la diabetes, no obstante, este diagnóstico es la antesala a la diabetes tipo 2. No obstante, como lo mencionamos anteriormente es una condición reversible que puedes contrarrestar con fuerza de voluntad y hábitos saludables. 

Referencias bibliográficas

Carrasco, N. F., Galgani, F. J. E., & Reyes, J. M. (2013). Síndrome de resistencia a la insulina. Estudio y manejo. Revista Médica Clínica Las Condes, 24(5), 827-837.

Pollak, F. (2016). Resistencia a la insulina: Verdades y controversias. Revista Médica Clínica Las Condes, 27(2), 171-178.

Rodríguez-Rodríguez, E., Perea, J. M., López-Sobaler, A. M., & Ortega, R. M. (2009). Obesidad, resistencia a la insulina y aumento de los niveles de adipoquinas: importancia de la dieta y el ejercicio físico. Nutrición hospitalaria, 24(4), 415-421.

Soca, P. E. M. (2010). Evaluación de la resistencia a la insulina. Atención Primaria, 42(9), 489.

DESCARGA GRATIS TU MINILIBRO DE COCINA PARA LA DIABETES
Ademas recibe tu CUPON DEL 10% DE DESCUENTO y videos EXCLUSIVOS completamente Gratis en tu correo electronico

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies