¿Importa realmente el IMC en el diagnóstico de la obesidad?

Importa realmente el IMC

Muchas personas se preguntan si importa realmente el IMC en el diagnóstico de la obesidad o el sobrepeso. Esta duda resulta de que en muchos casos, este índice no revela necesariamente el estado exacto de las personas, debido a que por condiciones fisiológicas cada organismo es distinto. 

Pensando en esto, hoy nos dimos a la tarea de responder si importa realmente el IMC para diagnosticar sobrepeso u obesidad. 

Importa realmente el IMC

Importa realmente el IMC

En la actualidad hay una controversia total, en cuanto a si importa realmente el IMC a la hora de hacer diagnósticos sobre obesidad. La comunidad científica, entre ellos médicos e investigadores de gran renombre, afirman que el IMC aunque se sigue usando en la actualidad, no es un indicador infalible para casos de sobrepeso y obesidad

Para argumentar lo anterior, normalmente se afirma que un IMC de 30 Kg se define normalmente como obeso, no obstante, en una evaluación más profunda que incluya el porcentaje de grasa corporal, se alcanzó a determinar que muchas personas que son diagnosticas como sanas, en realidad en este momento tienen altos índices de sobrepeso. 

Razones para cuestionar el IMC en el diagnóstico de sobrepeso

  • El IMC no tiene un valor predictivo exacto, teniendo en cuenta características como los rasgos fisiológicos de diversas culturas como la oriental, la mexicana o la rusa. Esto significa que en cada país, las personas tienen contexturas diferentes, lo que hace muy complejo estandarizar valores universales
  • Uno de los problemas del IMC es que no puede considerarse infalible, porque se comprobó que no puede discernir la diferencia entre músculo y grasa. Esto se debe a que estos dos tejidos tienen efectos opuestos por definición frente a la salud. No obstante, de acuerdo el IMC una libra se considera una libra, sin importar estas consideraciones. 
  • Uno de los casos en que la falla del IMC es evidente, es el caso de los fisicoculturistas, quienes son diagnosticados de obesidad injustamente. 
  • Al IMC también se le escapa, algo conocido como obesidad visceral o “grasa flaca”, una condición que hace que muchas personas sean diagnosticadas como saludables, teniendo en cuenta que este tipo de padecimiento tiene índices muy altos de mortalidad. 
  • A la luz de todo lo anterior, el tipo de grasa menos saludable pasa desapercibido por el IMC, puesto que confunden los músculos con grasa, generando la famosa “paradoja de la obesidad” En esta línea de sentido, en los casos de los ancianos la fuerza muscular se relacionan con la sensibilidad a la insulina, la calidad de vida y la longevidad, por lo que un diagnóstico equivocado puede afectar drásticamente su salud y despertar enfermedades como la diabetes. 
  • En este punto, en donde te has permitido reflexionar si importa realmente el IMC, te debes estar preguntando si en realidad consideran que no es tan relevante ¿por qué lo siguen usando? Esto se debe a que es una medición sencilla que puede generar resultados estadísticos más fácil, sin tener que crear herramientas que exijan diversos procesos para ser interpretadas. 

Después de conocer esto saca tus propias conclusiones sobre si importa realmente el IMC. A modo de cierre, podríamos decir que a grandes rasgos el IMC se relaciona con el porcentaje de grasa corporal, pero para un análisis más profundo en cuanto a la obesidad, es necesario estudiar de lleno caso por caso. 

DESCARGA GRATIS TU MINILIBRO DE COCINA PARA LA DIABETES
Ademas recibe tu CUPON DEL 10% DE DESCUENTO y videos EXCLUSIVOS completamente Gratis en tu correo electronico

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *