Saltar al contenido
Los mejores consejos, recetas y productos para la diabetes

¿Cuánto queso puede comer un diabético? conoce 11 tipos de queso permitidos que puedes si tienes diabetes

Cuanto queso puede comer un diabetico

Comer una dieta saludable es una parte importante del control de la diabetes tipo 2. Medir los carbohidratos, los azúcares, las calorías y más son algunos de los pasos esenciales para crear un excelente plan de comidas.

Todos, con o sin diabetes, necesitamos todos los días algunos lácteos (o alternativas no lácteas como la soya) como leche, queso y yogur.

Todos contienen proteínas y vitaminas y son fuentes importantes de calcio que ayudan a mantener huesos y dientes fuertes.

Sin embargo, algunos productos lácteos pueden tener un alto contenido de grasas y grasas saturadas, así que elija alternativas bajas en grasas cuando pueda.

En este escenario, el queso y otros productos lácteos se han convertido en un punto de fricción. 

Se cree que el queso no es bueno para la diabetes. Sin embargo, el queso en realidad puede ser un componente saludable de su plan de comidas si tiene diabetes tipo 2, siempre que se consuma con moderación y como parte de una dieta balanceada.

Los adultos y los niños mayores que consumen mucha grasa pueden aumentar de peso, y un exceso de grasas saturadas puede elevar los niveles de colesterol, aumentando el riesgo de enfermedad cardiovascular (ECV).

Desafortunadamente, la diabetes aumenta el riesgo de enfermedad cardiovascular, por lo que debe elegir opciones bajas en grasas para ayudar a controlar el riesgo.

Muchas personas se preguntan cuánto queso puede comer un diabético, la razón de esta pregunta es que muchas personas incluyen los lácteos dentro de los alimentos prohibidos para personas con diabetes

La cantidad recomendada de queso que una persona con diabetes puede comer es de 30 a 40 gr por día.

¿El queso es seguro para las personas con diabetes tipo 2?

Existe un mito común de que las personas con diabetes tipo 2 deben evitar comer queso y otros productos lácteos. La verdad es que el queso en realidad puede ofrecer muchos beneficios para la salud de las personas con diabetes  cuando se come con moderación. Hay varias razones por las que es seguro y útil.

El queso puede tener un alto contenido de grasa y sal, así que preste atención al tamaño de las porciones. La ración recomendada es de 30 gramos, del tamaño de una caja de fósforos

¿Cuál es el beneficio del queso para la diabetes tipo 2?

El queso se puede incluir en cualquier dieta porque contiene proteínas, vitaminas, minerales y grasas saludables. El queso puede ser una gran adición a una dieta para la diabetes tipo 2, siempre y cuando se coma con moderación. Al menos un estudio encontró que el queso en realidad puede reducir el riesgo de diabetes tipo 2.

Datos nutricionales del queso

El queso es una excelente fuente de proteínas y rico en calcio. La mayoría de los quesos también son ricos en vitaminas A, D, B6 y B12. Algunos también contienen minerales como hierro, fósforo y potasio. Otros tipos de queso, como el mozzarella y el feta, contienen bacterias saludables que son beneficiosas para el sistema digestivo.

Es importante leer la etiqueta nutricional de cada queso que desee comer, ya que la cantidad de calorías, nutrientes, sal y grasa en cada porción puede variar.

Pensando en esto, hoy queremos contarte todo lo que necesitas saber sobre la relación entre quesos y diabetes, no solo sabrás cuánto queso puede comer un diabético, sino que además descubrirás qué tipos de quesos son más recomendados para personas con diabetes

¿El queso es malo para la diabetes? ¡Todo lo que tienes que saber!

Una de las preguntas más recurrentes en cuanto a los lácteos es ¿El queso es malo para la la diabetes? Esto se debe a que la leche y sus derivados están en la lista de los alimentos que no pueden comer las personas con diabetes. No obstante, como no todo es blanco o negro, hoy te contaremos lo que sabemos sobre el queso y la diabetes. 

Todos tenemos claro que cuando se tiene cualquiera de los tipos de diabetes, es necesario transformar nuestros hábitos alimenticios, con el fin de mantener equilibrados los niveles de azúcar en la sangre. Los quesos suelen ser uno de esos alimentos que entran en duda dentro de la dieta de los diabéticos, pues hay múltiples variedades y hay unos más recomendables que otros. 

Pensando en esto hoy queremos resolver tu duda en cuanto a si el queso es malo para la diabetes, y además te contaremos cuáles son los quesos que puede comer un diabético. 

¿El queso es malo para la diabetes?

Muchas personas desaconsejan el consumo de queso para las personas con diabetes, debido a que muchos de ellos son altos en grasa. No obstante, diversos estudios han comprobado que se puede comer queso, siempre y cuando sea en el marco de una dieta saludable y balanceada. 

No obstante, debes tener en cuenta que los quesos son ricos en grasas y sodio, lo que se relaciona directamente con la obesidad y con los problemas de presión arterial, dos factores que pueden poner en riesgo la vida de los diabéticos. Es desde esta línea de sentido, que los médicos recomiendan que en caso de consumir lácteos, los diabéticos deben elegir aquellos que sean descremados, pues tienen niveles menores de grasa. 

¿El queso altera los niveles de glucosa?

Aunque durante mucho tiempo se ha dicho que la lactosa dispara los niveles de azúcar en la sangre, la realidad es que la Fundación Diabetes UK asegura que el índice glucémico del queso es bajo, por lo que no puede ser considerado como uno de los peores alimentos para diabéticos. 

Teniendo en cuenta lo anterior, el riesgo más latente para los diabéticos, como para cualquier tipo de persona, es el nivel de grasa vinculado a la obesidad y no tanto los niveles de azúcar. 

¿Cuánto queso puede comer un diabético?

Cuanto queso puede comer un diabetico

Para responder cuánto queso puede comer un diabético, es preciso hablar de los lácteos. Durante mucho tiempo la comunidad desaconsejaba los lácteos en personas con diabetes debido a las grasas que pueden aumentar el nivel de colesterol. 

¿Cuántas porciones puedo consumir por día?

Lo ideal seria de 2 a 3 porciones.o comer cada  2 a 3 dias

¿Qué es una porción?

Una porción equivale a:

190 ml (⅓) de leche.

un bote pequeño de yogur.

2 cucharadas de requesón.

una porción de queso del tamaño de una caja de fósforos (30 g).

No obstante, el queso puede traer grandes beneficios para quienes padecen diabetes y por eso los nutricionistas recomiendan no excluirlo de la dieta. Con respecto a esto, la respuesta a cuánto queso puede comer un diabético, se relaciona con el consumo de otros lácteos. 

La recomendación general es comer dos porciones de lácteos cada tercer día, siendo los quesos uno de los más importantes, puesto que proporciona calcio, es rico en proteínas y tiene niveles de glucosa estables. 

¿que tipo de queso puede comer un diabético?

Quesos recomendados para diabéticos

Ahora que ya sabes cuánto queso puede comer un diabético, te contaremos cuáles son los quesos ideales para tu dieta. Todo esto, porque hay quesos que tienen menores niveles de grasa, por lo que resultan mucho más beneficiosos para las personas con diabetes. 

En este momento es probable que te preguntes qué queso pueden comer los diabéticos. La realidad es que los más recomendados son aquellos que tengan niveles más bajos de grasas saturadas y sal. De acuerdo con los nutricionistas, una persona con diabetes que lleve una dieta equilibrada, puede comer en promedio una porción de 30 gramos de cualquier queso de pasta dura, o una de 50 gramos de quesos más frescos. 

En consonancia con lo anterior, los quesos recomendados para diabéticos son: El queso Cottage debido a que cuenta con pocas calorías y es una buena fuente de proteínas. Este lo puedes consumir de diferentes maneras o usarlo como ingrediente en diversas recetas para diabéticos. 

Otro de los quesos ideales para personas con diabetes es el queso ricota, debido a que tiene índices bajos de sodio y grasas, por lo que es ideal para cuidar el corazón, y para mantener la diabetes controlada. 

Asimismo, puedes optar por quesos como el Quark, el neufchatel o el emmental, debido a que son quesos saludables ideales para quienes quieran reducir el sodio en sus dietas. 

Aparte de estos los quesos que pueden comer los diabeticos son:

1.Queso Manchego 

El queso manchego es rico en hierro, calcio y proteínas, además cuenta con un alto nivel de vitaminas importantes para la salud, puedes consumirlo en sándwiches, ensaladas, con tostadas o con verduras. 

2. Queso parmesano

Este tipo de queso tiene grandes niveles de fósforo, proteínas, calcio y vitamina B2. Esta delicia la puedes consumir en ensaladas, sopas o pastas integrales.

3. Queso Brie 

El queso Brie es delicioso y es uno de los quesos más recomendados para diabéticos gracias a su alto contenido de magnesio, fósforo, calcio, selenio y vitaminas del grupo B. Lo puedes consumir en variedad de ensaladas, panes integrales o con verduras. 

4. Queso azul 

Si quieres aprovechar los niveles de zinc, calcio, vitamina B5 y sodio, esta es la opción ideal. El queso azul lo puedes usar para acompañar quesadillas, tortillas o crepes

5. Roquefort

El queso Roquefort nos aporta vitamina B2 y B5, además es una rica fuente de magnesio, yodo y zinc. Este es el perfecto acompañante para ensaladas verdes, tortillas, y vegetales salteados. 

6. Queso de cabra

1 onza equivale a 102 calorías.

6 gramos de grasa saturada y 6 gramos de proteína. El queso de cabra también contiene vitamina A y vitamina B2.

 El queso de cabra contiene calcio, hierro, fósforo, potasio, vitamina B12 y vitamina D.

Para aquellos que son alérgicos a los productos lácteos de la leche de vaca, el queso de cabra puede ser una alternativa aceptable.

La proteína principal que se encuentra en la leche se llama caseína. Esta proteína se presenta en dos formas diferentes: A1 y A2, cada una de las cuales contiene un aminoácido diferente en su estructura.

La leche producida por vacas lecheras convencionales contiene una mezcla de caseína A1 y A2.

A diferencia de la leche de otros animales, el queso de cabra tiene una estructura proteica más pequeña y es más fácil de digerir debido a la proteína caseína A2 y no tiene los efectos inflamatorios asociados con los productos lácteos debido a la caseína A1 que se encuentra en la leche de vaca.

De hecho, esta caseína tiene una estructura similar a cualquier proteína de la leche materna. Se ha demostrado en estudios especiales que la leche de cabra, cuando se considera la primera proteína que ingresa al cuerpo después de amamantar, puede ser menos alergénica que la leche de vaca típica.

Además, en comparación con la leche de vaca, la leche de cabra aumenta la absorción de hierro al mejorar la formación ósea y la biodisponibilidad de ciertos minerales, como el magnesio, en el cuerpo.

 El queso de cabra se puede untar en tostadas y pan de la misma manera que el queso crema, agregarse a aceitunas y pimientos picantes, mezclarse en salsas de crema y sopas, agregarse a ensaladas, sándwiches, cereales, tazas, tortillas, etc.

7. Pecorino Romano (queso romano)

1 onza tiene 110 calorías.

Contiene 7 gramos de proteína, 7 gramos de ácidos grasos saturados y las mismas vitaminas que cualquier otro queso.

Pecorino Romano es un queso italiano duro, picante y salado, elaborado con leche de oveja, que es delicioso y nutritivo cuando se come con moderación. Se considera uno de los tipos de queso más antiguos de Italia y se considera uno de los tipos de queso más antiguos del mundo.

Elaborado con leche de vacas alimentadas con pasto, este queso es especialmente rico en CLA (ácido linoleico conjugado), un ácido graso omega-6 que promueve la salud.

Según los resultados de un estudio de 5 años, el consumo de acido linoleico conjugado que se encuentra en Pecorino Romano puede estar asociado con un IMC más bajo y menores riesgos de diabetes, obesidad, cáncer e inflamación.

El queso debe tener una etiqueta “Picorino Romano”, que indica que se produce bajo estrictas normas en las islas de Cerdeña, Lazio y la provincia toscana de Grosseto.

8. Requesón (también conocido como requesón gratinado)

1 onza contiene 27 calorías.

1 gramo de grasa y 3 gramos de proteína.

Hay una fuerte razón por la cual el requesón históricamente ha sido considerado un alimento nutritivo.

 Se dice que este queso ayuda a perder peso y promueve la salud ósea al aumentar la ingesta de calcio, proteínas y nutrientes, entre otras cosas.

Puede hacer queso calentando y congelando leche con la ayuda de un medio ácido como vinagre o jugo de limón (o incluso jugo de limón).

Cuando la leche hierve, comienza a coagularse y formar cuajos. Con esta cuajada, se produce un gran trozo de ricota o requeson, después de prensar y dar forma.

De hecho, el método es tan simple que incluso puedes hacer tu propio queso en casa usando estos ingredientes .

Aquellos con un consumo limitado de sal pueden considerar que la ricota o requeson es una buena opción entre los quesos.

Según un estudio de 2014 realizado por BJM sobre 612 tipos de queso, la ricota tenía el contenido de sal más bajo, seguida del queso feta. En general, los quesos más blandos y menos avanzados suelen tener menos sal.

El requesón se puede usar de muchas maneras diferentes en su cocina. Como base de la comida, se puede servir con fruta fresca, frutos secos y semillas para complementar el sabor del plato.

9. queso cheddar

1 onza tiene 115 calorías.

6 g de proteína, 9 g de grasa, incluidos 5,49 g de grasa saturada,

Se cree que este queso fuerte (o muy fuerte) se originó en Gran Bretaña, en el lugar del mismo nombre. Ahora es el queso más popular en el Reino Unido y el segundo queso más popular en los EE. UU. después de la mozzarella. Este queso puede ser una opción saludable.

Los productos de queso cheddar se procesan con conservantes artificiales y tienen un color amarillo extraño y deben evitarse a toda costa porque no están hechos de queso cheddar real.

El queso cheddar real es de color blanquecino o anaranjado claro si se sazona y su maduracion es de  3 a 18 meses, según el tipo de queso cheddar que elija.

El queso cheddar, al igual que otros tipos de queso, contiene proteínas, vitamina A, varias vitaminas B y calcio, que son esenciales para el funcionamiento óptimo de los músculos y los nervios.

El queso cheddar se puede usar en muchas recetas, incluidos los productos horneados

10. Queso feta (de Grecia)

1 onza tiene 74 calorías.

6 g de grasa total (4 g de grasa saturada)

Contenido de proteínas: 4,4 g

Feta es uno de los mejores quesos para comer cuando tienes diabetes. La leche fermentada de oveja o cabra (o una combinación de ambas) se usa para hacer el queso picante conocido como feta.

Feta engloba un sabor mediterráneo y se pudiendolo encontrar en muchos platos.

Debido al alto contenido de calcio y vitamina D en el queso feta, puede ser nutricionalmente un anticancerígeno.

Se cree que la combinación de estos dos nutrientes ayuda a proteger contra ciertos tipos de cáncer.

 El queso feta también contiene bacterias beneficiosas, llamadas probióticos, que ayudan a mantener un intestino sano, así como altos niveles de calcio para la salud de los huesos.

11. Queso Mozzarella

1 onza tiene 85 calorías.

6,3 gramos de proteína, 6,3 gramos de grasa y 3,73 gramos de grasa saturada.

El queso mozzarella contiene moderadamente probióticos intestinales, así como proteínas, grasas y minerales que son beneficiosos para todo el cuerpo. En particular, la mozzarella es rica en vitaminas B productoras de energía, como la vitamina B12, que son beneficiosas para la salud de los glóbulos rojos. La mozzarella es un alimento italiano básico que puede (y debe) usarse en una variedad de recetas, incluidas ensaladas y alimentos integrales.

Fuente diabetes UK

Las personas con diabetes deben evitar los quesos procesados, incluidos los quesos envasados de una sola rebanada y los quesos en aerosol. Estos quesos tienen un alto contenido de sal y también pueden contener otros ingredientes potencialmente peligrosos para las personas con diabetes.

Otros quesos con alto contenido de sal incluyen:

azul importado

Ejecución

halloumi

Una alimentación saludable es importante para ayudar a controlar los síntomas de la diabetes tipo 2. A pesar del mito de que las personas con diabetes no deben comer productos lácteos, estos, incluido el queso, en realidas puedne ser beneficiosos si se consumen en cantidades moderadas . El queso, en particular, puede ser muy bueno para ayudar a controlar el azúcar en la sangre gracias a su bajo índice glucémico.

No todos los quesos son iguales, ya que algunos tienen más calorías, grasas saturadas y contenido de sal. Elegir quesos saludables bajos en sal puede ayudar a controlar los síntomas de la diabetes tipo 2 mejor que los quesos con sabores y colores artificiales.


Como ves aunque se cree que el queso es malo para la diabetes, con los cuidados necesarios y la elección precisa, puedes incluirlo en la alimentación cotidiana de una persona con diabetes. 

Ahora que ya sabes que los diabéticos pueden comer queso y cuáles son los más beneficiosos para su salud, es momento de que te animes a incluirlo en tu dieta cotidiana cuidando la recomendación de consumir dos porciones cada tercer día, y cuidando de no consumir alcohol, dulces u otros alimentos que puedan alterar tus niveles de glucosa en la sangre. 

Si deas saber mas sobre nutricion y recetas exclusivas te invito a que te unas a nuestro programa para Diabeticos dulzones mas informacion aqui

DESCARGA GRATIS TU MINILIBRO DE COCINA PARA LA DIABETES
Ademas recibe tu CUPON DEL 10% DE DESCUENTO y videos EXCLUSIVOS completamente Gratis en tu correo electronico

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies